Publicado: 4 de Septiembre de 2018

Cada vez conocemos más beneficios de tener los cristales tintados. Muchos coches ya los traen de serie pero otros no. Por eso hay mucha demanda, ya que son muchos los puntos positivos de tener las lunas tintadas, sobre todo en coches familiares donde los niños viajan en el asiento trasero. Algunos de ellos son:

– Protegen de los rayos UV hasta un 99%. Esto cuando llevas bebés o niños en la parte trasera resulta muy importante, ya que su piel es muy sensible y requiere de mayor protección.

– Disminuyen los deslumbramientos, lo que hace que se puedan evitar accidentes. También ayudan a no tener cansancio ocular, ya que estar conduciendo con sol hace que la luz te acabe molestando. 

– Más seguridad en el vehículo: en caso de accidente, los cristales tintados no salen proyectados si se rompen. 

– La estética es más bonita.

¡Protege tu coche cuanto antes, es sencillo y muy económico!